Traductor

Páginas vistas

domingo, 16 de febrero de 2014

FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 1): CUBA INVITA A CANTAR

    En esta pieza del blog y en las dos siguientes, voy a transcribirles el reportaje que redacté para la revista Cuba Internacional sobre el II Festival Internacional de la Canción Popular Varadero 70, un evento cultural que produjo un gran impacto en la isla.
    La gran extensión del material me aconseja publicarlo en tres partes.
    La que verán a continuación es la primera.
    A la segunda se puede acceder pulsando el siguiente enlace: 

El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 2): LOS INVITADOS HABLAN
    El tercer segmento está disponible aquí:
El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 3): LAS MIL Y UNA NOCHES 
    Y como un plus, les incluiré también el documental de 27 minutos que el ICAIC filmó en el evento. Ver este vínculo:
    A modo de introducción, para fijar el contexto social en que se celebró el festival, creo necesario incluir el siguiente texto:

PREÁMBULO
    Al norte de nuestra provincia de Matanzas, en una península larga y estrecha que se adentra como un cuchillo en el Océano Atlántico, existe una playa maravillosa. Los cubanos, que nos creemos el ombligo del universo, estamos convencidos de que es la más linda del mundo. Allí, en noviembre de 1970, se celebró el II Festival Internacional de la Canción Popular.

Varadero, señores. El que pida más es un gandío

    Tan sólo unos meses antes, se había demostrado que no éramos tan invencibles como nos venían asegurando constantemente durante una década y que no bastaba con poner la nación patas arriba con slogans, discursos, movilizaciones y llamamientos a sacrificios colectivos para conseguir el propósito de construir la utopía en Cuba. 
    Aunque duró más meses que ninguna y llevó a los campos de caña a todo el mundo y su abuela, la Zafra de los Diez Millones de Toneladas de Azúcar, apenas raspó los ocho y va que chifla.

El choque con la realidad pura y dura que supuso el desastre de no alcanzar la publicitada meta, traumatizó al país. Un pesado manto de pesimismo nos cayó encima. Los que nos dirigían intentaron combatir la depre colectiva y nacional con más slogans (Convertir la derrota en victoria), más discursos y más llamamientos a sacrificios colectivos aunque aguantaron la mano en cuanto a movilizaciones.
    Ya he hablado del ambiente que se vivía en aquellos momentos de mediados del 70 en una pieza que publiqué en este blog el 29 de octubre de 2013 y a la que se puede acceder pulsando el siguiente vínculo:  

     Había que levantar la moral de las masas y lograr que éstas pasaran página a la frustración y a la decepción. Algunos filósofos y sociólogos de taburete y dominó se apuntaron a una vieja y superficial teoría:
    -- Dale fiesta y jama a los cubanos y tú verás cómo enseguida se les olvida cualquier cosa.

ABRIENDO LA VENTANA
    Ya puestos, se celebraron carnavales y fiestorros por todas partes, corrieron la fría, los tamales y la carnepuerco y en ese ambiente caracterizado por la consigna 'ver cómo logramos que la gente no piense más en los malditos diez millones de los cojones' a alguien se le ocurrió, para entretener al personal, resucitar un festival de canciones que se había llevado a cabo en 1965 y 1967 en la Playa Azul (1). Pero eso sí, ésta vez debía hacerse en grande, a lo bestia.

    Varadero 70 fue un aquelarre de música, artistaje, envolvencia y cierto grado de tolerancia que, apoyado por el gobierno o por lo menos por cierto sector del gobierno y promocionado y transmitido sin límite de tiempo por la radio y la tele, sacudió durante quince días el muermo poszafra en que se vivía de San Antonio a Maisí.
    La ciudad balneario se desbordó. La gente llenó todas las habitaciones disponibles en casas y hoteles. Llamaba la atención la presencia de una multitud de jóvenes de ambos sexos que, en plan mochilero, arribaron desde todos los rincones de la isla. Los que no lograron cobijo dormían dondequiera, en los portales de las viviendas, sobre la hierba de los solares vacíos y la arena de la playa. Nadie les llamaba la atención y en toda la ciudad se respiraba un ambiente de libre albedrío inusitado para la época.
    Al permitir que entrara un poco del aire fresco que tanto nos faltaba, la Playa Azul se convirtió en territorio libre de Cuba. Parecía que vivíamos en otra dimensión, que flotábamos en una burbuja.


    Miles de personas llenaban el Anfiteatro cada noche y finalizados sus aplausos y gritos, envueltos aún en la música que las alegraba, salían de allí y se ponían a comer, a beber, a bailar, a ligar, a templar y a disfrutar. Eso es un hecho. Innegable.
    44 años después, quienes vivimos aquellos días especiales tenemos grabada en nuestras mentes como si fuera ayer, aquella quincena en que Varadero se les fue de las manos a los que habían abierto la ventana sin prever que por ella se les colaría el, para ellos peligroso, aroma de la libertad individual.
    Una vez apagados los focos del show, mientras al pueblo llano se le iluminaba el rostro con una sonrisa de satisfacción, c
orrieron rumores de que en el cielo a algunos con mucho poder no les había gustado el festival y su entorno. Se habló de que reprochaban la demasiada jodedera y frivolidad, las fiestas de percheros, las desviaciones ideológicas, el atentado a nuestra cultura y a nuestra identidad, los peludos descontrolados y de que el enemigo, siempre atento a cualquier rendija, se había aprovechado del evento para inocular su 'veneno'. En las reuniones celebradas a nivel alto, se analizó de manera muy crítica lo que había pasado, se exigieron responsabilidades y se aplicaron reprimendas y sanciones. La experiencia que sacaron les llevó a cerrar de nuevo la ventana y a colocarle un tranca detrás, como se hace cuando hay ciclón. Por si acaso.
    El evento, muy bien recibido por los indígenas sufridores de carencias, orientaciones, colas y burocracia, les cayó como una patada en los berocos a los que tenían la sartén por el mango. Allá arriba concluyeron que fue un error político mayúsculo haber permitido esa sucursal criolla de Woodstock, Sodoma y Gomorra que consideraron había sido Varadero 70.
    El resultado de esta conclusión fue que tuvieron que pasar once años para que permitieran y auspiciaran la celebración de otro festival internacional en la Playa Azul. ¿Estarían buscando la manera de refrescar el asfixiante ambiente de frustración que, para muchísima gente, había dejado la desilusionante década de los setenta? Yo no lo puedo afirmar con total certeza. Lo que sé es que en noviembre del 81 le quitaron la tranca a la ventana y la abrieron un poco.

ME VOY PA VARADERO
    Televisión Cubana me seleccionó para ir a Varadero 70 (2). Junto a otros directores, entre los que recuerdo a Loly Buján y a Manolo Rifat, yo debía ocuparme de las transmisiones en directo del evento, desde el camión de control remoto situado junto al escenario del Anfiteatro. 
    O sea, que iba a estar ocupado. Pero a mí, de parejero, se me ocurrió brindarme a Cuba Internacional como su corresponsal en el festival (3). Pensé que así podría mejorar mi relación, que no era buena, con los que mandaban por entonces en la publicación. Yo andaba molesto porque tenían engavetada, alegando falta de espacio, una entrevista que le había hecho al Maestro Enrique Jorrín, el del cha cha cha.
    De hecho, mi texto sobre el festival de la canción estuvo a punto de no salir publicado. Nunca supe si se debió a que las autoridades, por considerarlo un mal ejemplo, querían sepultar cualquier información sobre el ambiente que había caracterizado a Varadero en aquellos días de noviembre. O si obedeció a diferencias editoriales con la dirección de la revista sobre el enfoque que yo le había dado al reportaje. Me dijeron que era ‘demasiado farandulero’. Lo que para ellos era una crítica, para mí era un elogio ya que significaba que yo había logrado plasmar en palabras el espíritu de Varadero 70, que era farándula en estado puro.
    Recuerdo una discusión en la redacción porque no querían que la imagen de Beatriz Márquez apareciera como representante de Cuba, ya que ella era desconocida en los países de América Latina donde se distribuía la revista. La Musicalísima había sido, con diferencia, la intérprete cubana más aplaudida del festival y me parecía justo que fuera su imagen la que ocupara el espacio que dedicaríamos a nuestro país en el despliegue gráfico que acompañaría a mi texto.
    Al final, después de varios tira y afloja, salió mi crónica –incluyendo la foto de Beatriz-, en el número de febrero del 71 y en un despliegue de trece páginas.
    Con el pasar de los siguientes meses, se fue acentuando la tensión y el mal rollo entre Cuba Internacional y yo. Tanto que decidí dejar de colaborar allí, tras cinco años que comenzaron en 1966. El que reproduzco a continuación fue mi último trabajo para la revista.

PRIMERA PARTE DEL REPORTAJE ESCRITO POR PEDRAZA GINORI
Y PUBLICADO EN EL NÚMERO DE FEBRERO DE 1971
DE LA REVISTA CUBA INTERNACIONAL

PRELUDIO
    Ninguno de nosotros habíamos nacido cuando alguien decidió bautizar a Varadero como la Playa Azul. Catorce kilómetros de agua como cristal, fina arena y un sol grandioso que se olvida de cuando es verano o invierno.
    Cuenta la historia que el lugar estuvo destinado a refugio sabroso de burgueses criollos y turistas yanquis hasta el día en que llegó la revolución. Desde entonces, muchas cosas han cambiado en Varadero. En Kawama descansan los cortadores de caña, las mansiones del exclusivo Dupont son ahora casas de huéspedes y en los hoteles de lujo pasan su luna de miel los hijos de familias que no sabían lo que era luna ni lo que era miel. (4)


UN FESTIVAL, DOS FESTIVALES
    En diciembre del 67 se celebró en el famoso balneario el I Festival Internacional de la Canción Popular, auspiciado por el Consejo Nacional de Cultura (5). Su éxito decidió la realización periódica de estos eventos. Pero los cubanos nos zambullimos de lleno en un gran objetivo histórico: la zafra de 1970. El segundo festival tuvo que esperar.
    Tras el receso, Varadero volvió a proyectarse internacionalmente. Cuba preparó el nuevo festival, circuló las invitaciones y los artistas aceptaron. Del 5 al 22 de noviembre de 1970 la playa se llenó de música y entusiasmo.
    Esta vez se contó con más variedad de géneros, estilos y formas musicales. La avalancha de cantantes, músicos y directores fue más amplia y calificada. 94 intérpretes de 25 países se unieron a los 105 miembros de la delegación cubana. El propósito de producir una gran fiesta de canciones y amistad entre invitados de todas partes y sus anfitriones de Cuba se logró a plenitud.

Mamá, yo quiero saber
de dónde son los cantantes

(Son de la loma, Miguel Matamoros, 1921)

LOS NOMBRES DEL MUNDO EN VARADERO 70: (6)
Austria: Marika Lichter / Barbados: Les Carlton / Bélgica: Lou Castel y Lize Marke / Bulgaria: Orquesta Balkanton (director: Dimiter Ganev), Mimi Nikolova, Biser Kirov y Yordanka Kristova /
Edita Pieja                                   Sergio Endrigo

Checoslovaquia: Milan Drobny, Karel Gott y su orquesta (director: Ivan Horva), Tania Hudbinska, Eva Pilarova, Hana Zagarova y el director Josef Vobruba / Chile: Ángel Parra / Dinamarca: Dorthe Kollo y Trille / España: Los Ángeles, Los Bravos, Luis Gardey, Lluís Llach, Los Mustang, Rosalía y De Raymond / Estados Unidos: Barbara Dane / Francia: Francois Deguelt, Catherine Ribeiro y Alpes / Grecia: Costa Cordalis / Holanda: Cuarteto Hein Van Der Gaag / Italia: Sergio Bardotti (pianista), Sergio Endrigo, Luis Enrique (director de orquesta), Los Dik Dik, Marisa Sannia, Leoncarlo Settimelli y Ricardo del Turco 
Costa Cordalis

Japón: Dúo Dos Arbolitos / Malta: Mary Merga / México: Óscar Chavez / Polonia: Maryla Rodowicz y sus Guitarristas  / Reino Unido: Jennie Marden / RDA: Chris Doerk y Martin Hoffmann (director)
Karel  Gott

Rumanía: Anda Calugareanu / Suecia: Jerry Williams y el director Lars Samuelsson / Suiza: Henri Des y el pianista Willy Rochat / URSS: Edita Pieja y Grupo Druzhba / Yugoslavia: Dragan Antic y Senka Valentanlic 
Los  Bravos
 EL PUEBLO DIJO QUIÉNES
    Cada festival tiene sus características. El cubano presenta tres muy singulares.

    La primera se señala así: 'La participación de los artistas no está reglamentada por bases. Se trata de un evento puramente artístico, sin carácter de competencia o concurso. No se otorgan premios'.
    La segunda: la entrada a los conciertos es gratis. 150 mil espectadores –aproximadamente- disfrutaron en esta oportunidad de las catorce representaciones sin abonar un solo centavo.
    Otra particularidad: la delegación cubana estuvo elegida por el pueblo. Cada persona pudo escoger hasta 28 nombres de solistas, grupos, orquestas y enviar su selección al Apartado de Correos 4029, La Habana. Este sistema se puso en práctica por primera vez.
    La reacción: un amplio movimiento a lo largo del país. A la vez que sirvió de amplia promoción nacional al festival, el plan le dio un carácter democrático al Equipo Cuba. Cerca de 525 mil respuestas abarrotaron los salones del Consejo Nacional de Cultura (CNC). Hubo necesidad de emplear personal extra en el escrutinio, utilizar máquinas computadoras y si no hubiera sido por un viejo aliado –el trabajo voluntario- no se habría conocido a tiempo el resultado.

Elena  Burke
     El miércoles 4 se informaba la integración de la delegación cubana.
    3 orquestas: Aragón, Pacho Alonso y sus Pachucos y Los Van Van de Juan Formell.
    6 grupos: Los Barba, Los 5U4 con Osvaldo Rodríguez, Los Dada, Lourdes Gil y Los Galantes, Los Magnéticos y Los Novels.
    2 cuartetos: Los Brito y Los Zafiros.
    2 dúos: Clara y Mario y Mirta y Raúl.

Rosita  Fornés

    15 solistas: Ariel, Elena Burke, Ela Calvo, Miguel Chávez, Farah María, Rosita Fornés, Beatriz Márquez, Alfredo Martínez, Pablo Milanés, Oscar Quintana, Alfredo Rodríguez, Silvio Rodríguez, César Sarracent, Moraima Secada y Leonor Zamora.
    Nota: Omara Portuondo y la Orquesta Revé fueron seleccionados también. No participaron en el festival por hallarse actuando en Europa.

    A primera vista saltaba un hecho: el pueblo eligió –en alto porcentaje- a las figuras más nuevas dentro de nuestra música popular. De 9 conjuntos, 8 tienen 3 años o menos de creados. De 15 solistas, sólo 4 han actuado profesionalmente por más de 3 años. 5 cantantes cuentan con 1 año o menos de vida artística. La renovación que se observa en nuestro medio musical obtenía la aprobación del público. (7)
 

EL MAREMÁGNUM
    El Anfiteatro –habitualmente cine al aire libre- se acondicionó en tres semanas. 300 trabajadores de la construcción –entendiendo la importancia del evento- acometieron con ganas el proyecto –a base de andamios, paneles y tarimas- del arquitecto Roberto Gottardi y el escenógrafo César Mazola.

    En la semana anterior al domingo 8 llegaron los colores –sobre todo amarillo y naranja-. Atriles y plataformas brillaron desde entonces bajo las centenas de reflectores –de 'coquitos' a superstrongs- que colocó la brigada dirigida por Celsi Ariosa.
    Los nuevos equipos, adquiridos recientemente, dieron a los técnicos de audio de la EGREM (Empresa de Grabaciones) la posibilidad de superar la calidad del anterior Varadero 67.
    Un festival como éste -¿el más extenso del mundo?- presenta tantas facetas que es casi imposible enumerarlas. Son quince días de agitación, trabajo y más agitación y más trabajo, sin contar los largos meses der preparación. La actividad organizativa contempla no sólo los espectáculos. También aspectos tan variados como pasajes en avión, alojamiento, comidas, transporte interno, traductores… Desde entregar ramos de flores hasta coordinar seis shows colaterales, desde programar conferencias de prensa hasta organizar partidas de caza submarina.
    Al frente de todo esto estuvo un joven funcionario de modales pausados, Julio Bidopia. Su cargo: presidente de la Comisión Organizadora. Su responsabilidad: que todo marche bien. Con una gran capacidad de trabajo, Bidopia logró inspirar al equipo directriz el espíritu necesario para ganar. El segundo festival superó al primero en organización.
    Bidopia coincide en un propósito con Amaury Pérez García, director artístico. Ambos pretenden realizar su labor sin que la prensa se ocupe de ellos. Amaury, productor de TV desde los años 50, tuvo a su cargo una de las tareas más espinosas del evento: crear los catorce conciertos. O sea, que tuvo que vérselas en ensayos y actuaciones, con la orquesta, los animadores y los 199 intérpretes –que hablan 19 idiomas-. Todo esto lo hizo sin perder su sonrisa de cubano jaranero, que es lo difícil.

Amaury Pérez García                                   Rafael Somavilla                                                      Tony Taño

BATUTA EN MANO
    Rafael Somavilla y Tony Taño fueron los encargados de conducir la orquesta del festival. A su gran experiencia como compositores, arreglistas y directores, unen un entusiasmo sin límites.
    -- Maestro Somavilla, ¿con qué acompañamiento cuentan los cantantes invitados?
    -- Nuestra orquesta puede dividirse en tres. Una semisinfónica con maderas, cuerdas, metales y percusión. En esta variante se emplean 67 músicos. Otra tipo jazz band –metales y percusión-. La tercera formación es la de grupo para música de jazz o beat. Está formada por ejecutantes de la Sinfónica Nacional y la Cubana de Música Moderna. Sin dudas ofrece una alta calidad profesional que ha sido reconocida por todos. Además contamos con el coro mixto de 16 voces del Instituto Cubano de Radiodifusión.
    Habla Tony Taño:
    -- El trabajo que se ha realizado ha sido arduo. Tantos intérpretes en tan poco tiempo –cada artista canta dos o tres números por actuación-, muchas veces con instrumentaciones que hay que hacer o completar, con géneros muy variados… Hay que señalar que el horario ha sido agobiante: mañanas y tardes ensayando, por la noche los conciertos, durante quince días seguidos. Yo hablaría de espíritu heroico.
    -- Muchos cantantes han mostrado interés por nuestra música. Anda, Carlton, Maryla, Chris, Lize Marke y otros ya han montado números criollos. Los grupos españoles quieren incorporar percusión cubana. A la vez nosotros entramos en contacto con ellos. Todo esto es saludable.

RESUMEN DE NOTICIAS
    El hotel Internacional –sede de los invitados- tuvo tres polos de atracción: la playa –con su cuota abundante de bikinis-, la piscina –ideal para que los músicos descargaran en jam-sessions interminables- y el cabaret –cada noche se presentó un show variedad con un muestrario de la música cubana.

    La radio y la televisión nacionales se mudaron para Varadero. Además de transmitir el evento cada noche, los más populares espacios de discos (“Sorpresa musical”, “Festival”, “Nocturno”), el dinámico “En Vivo” animado por Germán Pinelli y el telefavorito “Buenas Tardes” se originaron desde allí. En total se produjeron más de 40 programas radiales y 15 televisados por control remoto.
Germán Pinelli y Jennie Marden bailando en "En Vivo"
    Doce caricaturistas cubanos se adueñaron de caras y gestos del evento, transformándolos a su manera. Su trabajo llegó por dos canales: la exposición montada en el lobby del Internacional y el tabloide “La Organeta”, órgano eléctrico del festival, cuyos 50 mil ejemplares resultaron insuficientes.
    Preparado por el equipo del semanario Palante, el periodiquito empleó el humor para satirizar a los festivaleros, la superabundancia de micrófonos, las entrevistas tontas, etc.
    El ICAIC (Instituto del Cine) envió un colectivo para filmar un documental -35 milímetros, blanco y negro- que recogerá los mejores momentos de Varadero 70. La cinta será dirigida por Octavio Cortázar. Su fotografía es de José Fraga.


//////////////////////////

 Les recuerdo que este reportaje aparece en este blog
dividido en tres segmentos. 
Se puede acceder a su continuación pulsando aquí:
El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 2): LOS INVITADOS HABLAN
y aquí:

El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 3): LAS MIL Y UNA NOCHES
 
//////////////////////////
N   O   T   A   S

(1)   A finales de noviembre de 1965, la Playa Azul acogió un evento que se llamó Primer Festival de la Canción de Varadero. Tuvo carácter competitivo y sólo actuaron artistas nacionales. El escenario central fue el cabaret del hotel Internacional, lugar donde se presentaron shows que incluían las obras en competencia, y hubo espectáculos de variedades en tres subsedes: Hotel Oasis, Anfiteatro y Parque de las 8000 Taquillas.

   Éstas son las canciones que compitieron, sus autores y sus intérpretes:
Los Modernistas en 1965
1. “En mi playa azul”, de Tania Castellanos, por Cuarteto Los Modernistas (en la foto, de izquierda a derecha, sus integrantes en aquel momento: Gilberto Aldanás, Lourdes Torres, Miguel de la Uz y Eugenio Fernández).
Ganó el Primer Premio. 
2. “Gira, gira”, de Frank Domínguez, por Cuarteto Los Bucaneros (dirigido por Roberto Marín)
Obtuvo el Segundo Premio.
3. “Arena de cristal”, de Fernando Mulens (música) y Carlos Irigoyen Sierra (texto), por Miguel Ángel Ortiz.
Recibió el Tercer Premio.
4. “Sólo pedirás cha cha cha”, de Frank Domínguez, por Cuarteto de Aida.
5. “En días así”, de Piloto y Vera, por Marga Martin.
6. “Industria azucarera”, de Pedro Vega, por Voces Latinas.
7. “Ni dicha ni amor”, de Esperancita Chapela, por Aurelio Reinoso.
8. “Barca que te alejas”, de Oscar Luis López, por Jorge Pais.
9. “Y sólo tú y yo”, de Piloto y Vera, por Cuarteto de Meme Solís.
Ganó el Premio de Interpretación.
10. “¿Por qué te quieres ir?, de Osvaldo Alburquerque, por Doris de la Torre.
11. “Canción enamorada”, de Urbano Gómez Montiel, por Reinaldo Henríquez.
12. “Ése es tu amor”, de Jorge L. Cano Orozco, por Dúo Las Capella (integrado por Marta Baró y Daisy Baró).
13. “Gracias, vida mía”, de Raúl Selis, por María Marcos.
14. “Otro querer”, de María Álvarez Ríos, por Ela Calvo.


  Según la información más fiable que he podido recopilar, los artistas que defendieron en el Internacional las obras que competían también cantaron temas de sus repertorios en otras sedes, junto a los invitados especiales.

  Entre estos últimos, estuvieron Caridad Hierrezuelo, Guillermo Arronte, Luis Garcia, Wilfredo Mendi, Maria de los Ángeles Rabí, Moraima Secada, Pacho Alonso y su orquesta, Pilar Moraguez, Conjunto de Félix Chapotín con su cantante Miguelito Cuní, Abelardo Barroso, Orquesta Sensación, Esther Borja, la Tanda de Guaracheros, Septeto Nacional Ignacio Piñeiro, Bola de Nieve, Orquesta Revé, Rosita Fornés, Gina León y Barbarito Diez con la Orquesta Romeu.
   Nunca entendí por qué, siendo quien era, a Barbarito lo pusieron a actuar en una pista de segunda categoría como la carpa del Parque de las 8000 Taquillas.

   Aprovechando mi experiencia adquirida en el Teatro Musical de La Habana, me incluyeron en el equipo del Consejo Nacional de Cultura que trabajó en el evento. Mi memoria no tiene claro si fui uno de los directores artísticos o un simple coordinador. Casi 50 años han pasado y mis recuerdos de Varadero 65 son imprecisos.
   Una de las anécdotas que puedo contar es ésta: un joven músico, desconocido para mí, tocaba su guitarra bajo detrás de un telón, fuera de la vista del público, mientras sus compañeros actuaban en la pista del Internacional. Cuando me interesé por la razón de no dejarse ver, me dijo que estaba castigado. ¿Su nombre?: Juan Formell.

   TV Cubana desplazó equipos técnicos y humanos para cubrir el festival pero no hubo transmisiones todos los días. Yo estaba en el curso de formación de directores y todavía no tenía autorización ni destreza para dirigir cámaras. Pero me encargaron un musical especial que hicimos en directo desde el hotel Kawama. El director técnico fue un colega con el que siempre me llevé muy bien: Oscar García.
   De este programa, no se me olvidará la sorpresa que nos dio la modelo y bailarina Norma Reyes, quien intervino en un número realizado en la piscina. Mientras alguien cantaba, ella debía hacer musarañas y visajes a su alrededor, algo que se usaba mucho en la tele de entonces. En el ensayo, todo transcurrió dentro de lo establecido pero al ir al aire, la susodicha se apareció junto al agua 'vistiendo' un diminuto bikini, absolutamente prohibido en televisión. Una ínfima cantidad de tela permitía mostrar ante las cámaras el 98% de la espectacular anatomía de Norma.


(2)   Durante Varadero 70, estuve alojado en las cabañitas aledañas al hotel Kawama. En la foto, aparezco en sus instalaciones mientras cambiaba impresiones con dos compañeros de la tele: el guionista Orlando Quiroga y el coordinador Ricardo González Fraguela. 
De izquierda a derecha: Quiroga, Fraguela y Ginori
Éstos son los espectáculos del Festival Varadero 70 de los que hice la dirección de cámaras para Televisión Cubana:

Lunes 9 de noviembre de 1970

Circuito cerrado
Filmación en kinescopio desde el Anfiteatro de Varadero
Artistas: Grupo Los Novels y Leonor Zamora (Cuba) / Ricardo del Turco (Italia) / Maryla Rodowicz con sus guitarristas Jerzy y Tomasz (Polonia) / Anda Calugareanu (Rumanía)
Orquesta del Festival dirigida por Armando Romeu Jr., Rafael Somavilla y Luis Enrique (Italia)

Presentadores: Eva Rodríguez, Consuelito Vidal y Germán Pinelli
Nota: Estos artistas actuaron en la primera parte. En la segunda parte la dirección de cámaras la hizo Loly Buján

Martes 10 de noviembre de 1970

Transmisión en directo desde el Anfiteatro de Varadero
Canal 6 – 21:00 horas
Artistas: Miguel Chávez (Cuba) / Marisa Sannia (Italia) / Dragan Antic (Yugoslavia) / Orquesta Aragón (Cuba)
Orquesta del Festival dirigida por Rafael Somavilla y Tony Taño

Presentadores: Eva Rodríguez, Consuelito Vidal y Germán Pinelli
Cámaras: Casuso, Andrés, Chino y Nilo Hernández
Nota: Estos artistas actuaron en la segunda parte. En la primera parte la dirección de cámaras la hizo Manolo Rifat

Lunes 16 de noviembre de 1970

Transmisión en directo desde el Anfiteatro de Varadero
Canal 2 – 21:00 horas - Duración: 150 minutos
Artistas: Mirta y Raúl (Cuba) / Grupo Los Dada (Cuba) / Alfredo Martínez (Cuba) / Mary Merga (Malta) / De Raymond (España) / Costa Cordalis (Grecia) / Moraima Secada (Cuba) / Orquesta Balkanton, Mimi Nikolova, Biser Kirov y Yordanka Kristova (Bulgaria) / Luis Gardey y Rosalía (España) / Sergio Endrigo (Italia)

Entrevistas en el intermedio a Mary Merga, Costa Cordalis y Mirtá y Raúl
Orquesta del Festival dirigida por Rafael Somavilla. Armando Romeu Jr. y Tony Taño
Presentadores: Eva Rodríguez, Consuelito Vidal y Germán Pinelli
Cámaras: Casuso, Andrés, Chino y Nilo Hernández

Jueves 19 de noviembre de 1970

Transmisión en directo desde el Anfiteatro de Varadero
Canal 6 – 21:00 horas - Duración: 180 minutos

Artistas: Clara y Mario (Cuba) / Dúo Los Arbolitos (Japón) / Ricardo del Turco (Italia) / Anda Calugareanu (Rumanía) / Jerry Williams (Suecia) / Maryla Rodowicz y sus guitarristas (Polonia) / Grupo Los Dik Dik (Italia) / Les Carlton (Barbados) / Fracois Deguelt (Francia) / Luis Gardey y Los Bravos (España)
Entrevistas en el intermedio a  Clara y Mario, Jerry Williams y Los Dik Dik

Orquesta del Festival dirigida por Rafael Somavilla, Tony Taño, Luis Enrique (Italia) y Samuelsson (Suecia)
Presentadores: Eva Rodríguez, Consuelito Vidal y Eduardo Rosillo
Cámaras: Casuso, Andrés, Chino y Nilo Hernández
 

(3)   Trabajar simultáneamente para TV Cubana y para Cuba Internacional significó una carga de trabajo agobiante. Mi jornada comenzaba en el Internacional a las 9:00 a.m., en el ensayo de “En Vivo” que iba al aire a las 12:30. A las 13:00 hacía la cola para almorzar. A las 15:00 comenzaban en el hotel las conferencias de prensa con los invitados extranjeros, a las que asistía como periodista de Cuba Internacional. Alrededor de las 17:00 me iba al Anfiteatro para ver los ensayos hasta las 19:00. A las 20:00 ya debía estar en la zona del escenario para cumplir mis funciones de periodista o en la unidad de remoto, listo para dirigir la transmisión, que comenzaba a las 21:00 y no se sabía a qué hora terminaba, muchas veces en la madrugada. Y al día siguiente más de lo mismo. Y así durante quince jornadas seguidas ya que el lunes 9, que supuestamente iba a ser de descanso, se habilitó.
   Ah, se me olvidaba: también colaboré con el suplemento especial “La Organeta” que mis amigos periodistas y dibujantes del semanario humorístico Palante realizaron en el marco del festival.
   Cuando terminó todo aquel ritmo diario e imparable de trabajo y regresé a La Habana, no descansé. Me puse a organizar y pasar en limpio una pila de papelitos donde tenía apuntadas mis anotaciones y después me senté a
escribir el reportaje que ahora estoy reproduciendo en este blog.

(4)   Al leer este párrafo me acordé de la guaracha de Remberto Becker cuyo estribillo dice 'Cómo cambian los tiempos, Venancio, ¿qué te parece?'. En 1970, lo que escribí reflejaba una verdad. Pero en 2014, con el socialismo en franca regresión, en Kawama no descansan los cortadores de caña, las mansiones del exclusivo Dupont no son casas de huéspedes y en los hoteles de lujo las tarifas que se cobran en divisas son un gran obstáculo para que pasen su luna de miel los hijos de familias pobres.

(5)   En el Festival Varadero 67 no trabajé. Pero como me interesaba, para no perdérmelo, asistí como público.
   
(6)   Unos cuantos intérpretes extranjeros repitieron participación ya que habían actuado en Varadero 67. Fueron ellos: Sergio Endrigo, Les Carlton, Yordanka Kristova, Biser Kirov, Orquesta Balkanton, Ángel Parra y Eva Pilarova.

(7)   Creo firmemente que la influencia del dominical "Buenas Tardes" del Canal 6, creado y dirigido por Manolo Rifat y todo un éxito entre la juventud de entonces, llevó a Varadero a 15 de los 28 seleccionados. Los animadores y los artistas habituales del programa resultaron, con diferencia, los más votados por el público. Y por poco el número aumenta a 16 ya que Yolanda Brito, presencia frecuente en BT, quedó primera en votos entre los que no fueron.

/////////////////////

Las imágenes de cantantes actuando en el festival,
que acompañaron a mi reportaje en Cuba Internacional,
fueron captadas por dos excelentes fotógrafos cubanos:
Ernesto Fernández y José A. Figueroa.
En esta pieza del blog he incluido las de 
Beatriz Márquez, Edita Pieja, Sergio Endrigo,
 Costa Cordalis, Karel Gott, Los Bravos,
Elena Burke y Rosita Fornés.

Del documental del ICAIC "Varadero 70",
cuyo director de fotografía fue Pepe Fraga,
he seleccionado aquí las siguientes capturas:
Valla publicitaria del festival, el público se divierte, el Anfiteatro,
dos operarios montan la "palangana" para enviar la señal de TV  
y Pinelli y Jennie bailan en "En Vivo" 

//////////////////////
/////////////////

 La empresa norteamericana Create Space / Amazon ha publicado,
en formato papel, mis dos libros "Pedraza Ginori Memorias Cubanas".
Sus páginas son un compendio de mis experiencias y mis circunstancias, vividas en el mundo de la televisión, los espectáculos, la creación musical,

la radio, la publicidad y la prensa.
Los dos volúmenes recogen, en clave autobiográfica, sucesos, “batallitas”, semblanzas, anécdotas y reflexiones personales.
El Libro 1, “Eugenito quiere televisión”, tiene 342 páginas. 

El Libro 2, "Quietecito no va conmigo", 362 páginas.
Ambos están a la venta en las webs
 www.createspace.com  www.amazon.com  www.amazon.es

/////////////////

15 comentarios:

  1. yin te estoy leyendo como lo hacia en la revista cuba y aun te sigo como lo hacia a la hora del cañonazo junto a hector fraga. siempre recordar es bueno pues volvemos a vivir momentos inolvidables: german, a quien don francisco copia absolutamente, juanito hernandez tan polemico en sus pasos pero siempre figura de los medios, ojedita, aquellas canciones que se planchaban de manera insolita como capacabana, porque alguien escucho que mencionaba la habana... el paso de todos estos años. pero el dato de formell creo que debes revisarlo: en el festival de 1970 los van van cumplian un año de andadura, formell castigado?. gracias por este intento tan necesario de mantener la memoria viva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo:
      Gracias por tus amables palabras. Si te fijas bien, yo sitúo la anécdota de Formell castigado en la parte en que me refiero al primer festival de Varadero, en noviembre de 1965, que fue cuando ocurrió. En ese tiempo él tocaba en un grupo. Todavía no había entrado en la orquesta Revé. Saludos cordiales de Y i n

      Eliminar
  2. Por favor, Ud. que estuvo en Varadero 67 - como espectador - es cierto que se presento, a este, la cantante italiana Jenny Luna ("Un clavo saca otro clavo")?Ademas, actuo Patxi Andion en Varadero 70?
    Gracias y un saludo.
    Gilberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es algo muy viejo, pero buscando unos datos referentes a estos festivales de varadero, veo esto. Yo recuerdo que rita pavone asistió a un festival de varadero y habló de que le achacaban a ella esta canción y que en realidad era de Jenny luna, pero como el público se la pedía, se la cantaban, ella iba hacer un esfuerzo y cantar esta canción, de hecho no pudo cantarla bien en español como estábamos acostumbrados a oírla, siempre dijo chiodo scaccia chiodo. Que yo recuerde Jenny luna nunca fue a Cuba ni ninguna otra canción de ella se escuchó allá.

      Eliminar
    2. Esto es algo muy viejo, pero buscando unos datos referentes a estos festivales de varadero, veo esto. Yo recuerdo que rita pavone asistió a un festival de varadero y habló de que le achacaban a ella esta canción y que en realidad era de Jenny luna, pero como el público se la pedía, se la cantaban, ella iba hacer un esfuerzo y cantar esta canción, de hecho no pudo cantarla bien en español como estábamos acostumbrados a oírla, siempre dijo chiodo scaccia chiodo. Que yo recuerde Jenny luna nunca fue a Cuba ni ninguna otra canción de ella se escuchó allá.

      Eliminar
  3. Jenny Luna si la recuerdo cantando en vivo esa cancion en Varadero. Estaba de moda por la radio.

    ResponderEliminar
  4. He echado un buen rato aquí (en sus cuatro partes), gracias. Mi madre dice, yo realmente no recuerdo nada más (que una vez paseamos de día por el escenario del anfiteatro…, pero seguro años después, antes de la “invasión argentina y dl León”) que nos llevaron, ella y mi padre, a mi hermana y a mí (ella tres, yo seis años solamente), al mítico evento… Ha sido genial, súper entrañable ver el documental que anexa sobre el festival (Me habría gustado ver a “Los Van Van” en este material; curioso que no se vean. Entendía que estaban en el programa); sólo había visto una especie de avance. Ojalá algún día estos materiales se puedan ver con más calidad y orbitando entre otros afines, si sobreviven, claro.
    Una vez, al salir de un cine de verano en el que trabajaba en Granada, conocí a Agustín, uno de los sobrevivientes de “Los Ángeles”; le invité a subir a la cabina de proyección; le pregunté sobre el percusionista de “Momentos”. Me pidió el teléfono, pero nunca más hablamos. Es curioso cómo aquí en España, este tipo de música, se percibe como algo “casposo”, “viejuno” (cierto es que son producto de esa época, los sesenta- sesenta= la luz); cada vez que intento explicar la huella que dejaron en nuestra cultura y el cariño que se les tiene en Cuba, hay muchos que como que no lo entienden, no lo aceptan. Por otro lado curiosamente, muchos de los remedos de estos grupos actualmente, en Miami, giran con mucho éxito…
    A mí me place, de vez en cuando, si estoy “inspirado” y con ánimo, dejar en su tumba, al “Poncho”, en el bello cementerio de Granada, tres flores blancas y alguna vela encendida; algún que otro detalle traído de Cuba, o atesorado…
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena introducción a estos cuatro posts; el reportaje en Cuba Internacional comparado con la introducción dejar ver claramente la falta de libertad con la que se escribió, pues tenía que tener los ¨parametros¨para poder ser publicado y que él autor no fuera ¨incinerado. En mi blog Baracutey Cubano y en un artículo de Luis Cino titulado ¨Cuando a Varadero llegué¨ dejé los enlaces para leer esos cuatro posts. http://baracuteycubano.blogspot.com/2015/04/luis-cino-alvarez-desde-cuba-cuando.html

    Aunque un poco tarde le trasmito mis condolencias por la partida de Loly Buján hacia la casa del Padre; la noticia sobre su deceso la publiqué también en Baracutey Cubano

    Gracias por estas memorias
    Pedro Pablo

    ResponderEliminar
  6. Si no me equivoco lo de la cantante italiana Jenny Luna ("Un clavo saca otro clavo") fue en el 1967 . Hace hace poco en Ebay había una foto en venta de su visita a Cuba.

    ResponderEliminar
  7. Sr Ginoris, una vez mas, gracias por hacernos recordar. Por aquella época, no en todas las casas había televisor y en el interior del país menos, así que el aparato General Electric de mi casa estaba encendido desde las 6:30 ó 7 pm hasta mas allá de las 9.30 pm, porque éramos el "cine" del vecindario, tanto de niños, como de adultos. Desde las Aventuras (El Cacique Arimao, Los Comandos del Silencio, etc), hasta Juntos a las 9, pasando por los humorísticos de las 8.30 pm. Mi casa siempre estaba llena de gente. Y el festival de Varadero'70 atrajo a mas vecinos de lo normal, lo recuerdo bien. Una cosa, Sr. Ginoris Y la Massiel no vino por España? No fue en ese festival que canto Rosas en el Mar? Me parece que si, aunque no la vi en el listado que usted publicó en el blog.

    ResponderEliminar
  8. 1- Incluso, por esa época un número de la revista Bohemia, fue dedicado a ese festival con muchos comentarios y fotos.
    2- Los artículos de YPG son ¡¡¡ E X C E L E N T E S !!!
    3- Conoce algún fan de la música de los 60-70, si existen las listas de éxitos anuales (hit parades) del programa Nocturno de Radio Progreso (Cuba) desde su fundación en 1967 hasta 1980. Responder a: sgortg@fcp.cuij.edu.cu

    ResponderEliminar
  9. ¡Ah! Me gustaría saber los éxitos de los Dik Dik por aquella época

    ResponderEliminar
  10. Ginoris. Hablé por teléfono con Emérito Martínez y me aseguró que, en efecto, el tiene los hit parades de Nocturno pero que, como son "materiales de trabajo" no me los puede enviar. ¿Puedes hacer algo al respecto".
    Mi interés estriba en que somos un grupito de "viejos" fans de esa música pero cuando nos reunimos, la mente falla y muchas veces no logramos ponernos de acuerdo. Imagínete con unos años más, jaja. gracias
    sgortg@cuij.edu.cu

    ResponderEliminar
  11. Pues yo cuando los primeros Festivales de Varadero era muy jovencito y vivía en Cuba, asimismo, trabajé en las encuestas de elección de intérpretes por la parte cubana, como una tarea orientada por el núcleo de la U.J.C, puedo confirmar que todo fue muy manipulado, recuerdo perfectamente, que hubo artistas que fueron a través de las boletas elegidos masivamente por la población, pues subrepticiamente nos obligaron a tacharlos por una lista vetada que nos daban con anterioridad, por ejemplo, en el año 1967, cada vez que leíamos una petición aparecía el nombre de Luisa María Guell, que en ese momento era súper popular en Cuba, tal vez la más, pues sin dar explicación nos decían ´´ESA NO´´, después nos enteramos que había exteriorizado la petición para abandonar el país, por tanto, estábamos constreñidos a aparentar que no existía, alguien radicalmente nos emplazaba, olviden a esa gusana traidora ahí ya tienen a su sustituta, la voz de bacarrá de Cuba Maggie Carlés, que igualmente ya era fabulosa y en aquel momento le pusieron ese epíteto, más tarde el tiempo demostró que es una concertista extraordinaria. Un tanto así sucedió con otra cantante de moda muy peculiar de aquellos tiempos, que quizás fue una de las más votadas y preferidas por la muchedumbre, me refiero a Martha Strada, era una gran estrella en los 60, una artista muy seguida, exitosa y original, nuestra directora de tómbola por la organización, que se nombraba Rosa María Vázquez Guerra, siempre que aparecía el nombre de la Strada se ponía muy furiosa, casi histérica, e inmediatamente de muy mal humor exponía, esa no, no comprendo que le ve la gente, táchenla de la selección, sin darnos una coherente explicación, porque todos sabíamos que permanecía en Cuba, solo objetaba satíricamente, es muy excéntrica y parece un macho, algo absurdo que no era verdad, sinceramente, en la sombra nos reíamos mucho de los arbitrajes sentenciosos de esa ridícula y prejuiciada mujer, no obstante, obviamente sin poder demostrárselo porque era implacable e inmediatamente si la contradecíamos nos enviaba de vuelta con una sanción, así sucedieron las cosas en ese período. Con mis 18 años a cuesta colaboré en los dos festivales, 67 y 70, también disfruté y me divertí muchísimo, era joven y me encantaba poder estar allí, ambos años fueron maravillosos. Varadero la mejor playa del Mundo con su mar azul y su arena fina como ninguna otra. Del mismo modo, puedo asegurar que en el 67 viajaron al balneario Jeni Luna y Massiel, que todavía no era tan famosa como después se convirtió, ninguna de las dos volvieron en el 70. Ciertamente en este último participó Rita Pavone, que no se comportó nada agradable con el público que se acercaba a saludarla, yo incluido en la experiencia. Del mismo modo, presencié una enorme discusión por parte de la dirección organizativa, gente muy extremista y mediocre, referente a la posible intervención en el evento del cuarteto de Meme Solís, al final ganó la razón y los dejaron actuar.
    Gracias por el blog es estupendo, un saludo muy especial para Pedraza Ginori, quién sin la menor duda, fue en la isla una de las grandes estrellas como director de programas televisivos….

    Mario Pasa González.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo cuando los primeros Festivales de Varadero era muy jovencito y vivía en Cuba, asimismo, trabajé en las encuestas de elección de intérpretes por la parte cubana, como una tarea orientada por el núcleo de la U.J.C, puedo confirmar que todo fue muy manipulado, recuerdo perfectamente, que hubo artistas que fueron a través de las boletas elegidos masivamente por la población, pues subrepticiamente nos obligaron a tacharlos por una lista vetada que nos daban con anterioridad, por ejemplo, en el año 1967, cada vez que leíamos una petición aparecía el nombre de Luisa María Guell, que en ese momento era súper popular en Cuba, tal vez la más, pues sin dar explicación nos decían ´´ESA NO´´, después nos enteramos que había exteriorizado la petición para abandonar el país, por tanto, estábamos constreñidos a aparentar que no existía, alguien radicalmente nos emplazaba, olviden a esa gusana traidora ahí ya tienen a su sustituta, la voz de bacarrá de Cuba Maggie Carlés, que igualmente ya era fabulosa y en aquel momento le pusieron ese epíteto, más tarde el tiempo demostró que es una concertista extraordinaria. Un tanto así sucedió con otra cantante de moda muy peculiar de aquellos tiempos, que quizás fue una de las más votadas y preferidas por la muchedumbre, me refiero a Martha Strada, era una gran estrella en los 60, una artista muy seguida, exitosa y original, nuestra directora de tómbola por la organización, que se nombraba Rosa María Vázquez Guerra, siempre que aparecía el nombre de la Strada se ponía muy furiosa, casi histérica, e inmediatamente de muy mal humor exponía, esa no, no comprendo que le ve la gente, táchenla de la selección, sin darnos una coherente explicación, porque todos sabíamos que permanecía en Cuba, solo objetaba satíricamente, es muy excéntrica y parece un macho, algo absurdo que no era verdad, sinceramente, en la sombra nos reíamos mucho de los arbitrajes sentenciosos de esa ridícula y prejuiciada mujer, no obstante, obviamente sin poder demostrárselo porque era implacable e inmediatamente si la contradecíamos nos enviaba de vuelta con una sanción, así sucedieron las cosas en ese período. Con mis 18 años a cuesta colaboré en los dos festivales, 67 y 70, también disfruté y me divertí muchísimo, era joven y me encantaba poder estar allí, ambos años fueron maravillosos. Varadero la mejor playa del Mundo con su mar azul y su arena fina como ninguna otra. Del mismo modo, puedo asegurar que en el 67 viajaron al balneario Jeni Luna y Massiel, que todavía no era tan famosa como después se convirtió, ninguna de las dos volvieron en el 70. Ciertamente en este último participó Rita Pavone, que no se comportó nada agradable con el público que se acercaba a saludarla, yo incluido en la experiencia. Del mismo modo, presencié una enorme discusión por parte de la dirección organizativa, gente muy extremista y mediocre, referente a la posible intervención en el evento del cuarteto de Meme Solís, al final ganó la razón y los dejaron actuar.
    Gracias por el blog es estupendo, un saludo muy especial para Pedraza Ginori, quién sin la menor duda, fue en la isla una de las grandes estrellas como director de programas televisivos….

    Mario Pasa González.

    ResponderEliminar