Traductor

Páginas vistas

miércoles, 14 de noviembre de 2018

LUCHO GATICA, EL QUE BAILÓ EN CASA DEL TROMPO


  Ayer martes 13 de noviembre de 2018, fue un día triste para la música latinoamericana. Se nos fue para siempre Lucho Gatica. El más grande entre los grandes, el que más brilló en la época en que triunfaron crooners de la talla de Antonio Prieto, Daniel Riolobos, Pedro Vargas, Fernando Fernández, Julio Jaramillo y Vicentico Valdés.

Lucho era un muchacho chileno que empezó a conocerse fuera de su país cantando música típica de su tierra. Uno de sus primeros éxitos internacionales fue “Yo vendo unos ojos negros”. Un día decidió pasarse de lleno a los boleros, atreviéndose a cantarlos en México y en Cuba. Era como ir a bailar a casa del trompo. Y le salió bien la jugada.
 
Con su cara de joven decente que no rompe un plato, su pelo engominado y su voz cálida, conquistó a toda América. Y, por supuesto, triunfó en Cuba. En los años 50, en todos los traganíqueles sonaban una y otra vez “No me platiques”, “Historia de un amor”, “La barca”, “El reloj”, “Tú me acostumbraste”, “Si me comprendieras”, “Sabor a mí”, "Total" y otras maravillas que, interpretadas por él, nos ponían la carne de gallina a los que éramos adolescentes por entonces y soñábamos con alcanzar algún día “un amor como no hay otro igual, que me hizo comprender todo el bien, todo el mal”.
 
 Gaspar Pumarejo lo presentó en sus programas y los televisores cubanos se llenaron de romanticismo. Las chicas abarrotaban el estudio para verle actuar y quizás, con suerte, obtener un autógrafo del ídolo. Y los chicos le envidiábamos aquella manera de enamorar cantando.
 


  Después pasó lo que pasó y Lucho más nunca volvió a Cuba. Se nos perdió

de vista, pero su voz se quedó guardada en el más entrañable pedacito de nuestra memoria, aquel en que están los mejores recuerdos.

Ayer la muerte se lo ha llevado. Pero esta vez se jodió la muy cabrona porque no va a poder con él, porque mientras vivamos todos los que nos emocionamos con sus interpretaciones, Lucho seguirá viviendo.
 
  Adiós, Maestro, y muchas gracias.


sábado, 21 de julio de 2018

LOS MALOS HICIERON BIEN LAS COSAS


  Esta imagen, transmitida por la TV Cubana como muestra de la alegría del pueblo cubano, a mí me parece la triste constatación de un fracaso. Está tomada hace unos días, en el concierto que ofreció el salsero Gilberto Santa Rosa en el Malecón, y revela a cientos de personas grabando la actividad con sus teléfonos celulares. Tal parece que todo el mundo en La Habana tiene un móvil.
  Hay que reconocer que, durante 59 largos años, los malos han sabido hacer las cosas bien para sus intereses, que eran convertir la isla en su finca particular y vivir de puta madre en un país en que el 99% de la gente sufre y se consume. Desde el principio de los principios se dieron cuenta de cuáles eran los instrumentos a usar en el discurso: el nacionalismo exacerbado convertido en religión y disfrazado de internacionalismo solidario, la alusión constante a la gratuidad del acceso a la sanidad y a la educación, el culto a los caídos en la lucha, la banderita agitada en un palito, los himnos, la patria como altar, Martí y siempre Martí, el victimismo encarnado en el enfrentamiento al "gigante imperialista que pretende violar nuestra sagrada soberanía", la permanente presencia del líder supremo, único y carismático que en kilométricos discursos prometía y prometía un futuro luminoso tras unos pocos años de sacrificios. En fin, la historia que todos conocemos.
  Ante tal despliegue de manipulación, muchos ─la mayoría─ caímos en la trampa y nos sumergimos en la corriente arrolladora de aquel río triunfal que nos aseguraba que éramos los valientes, los dignos, los salvadores de la humanidad miserable y amenazada en todos los continentes. Y nos hicimos milicianos, perdimos horas valiosas de nuestras vidas haciendo guardias inútiles y peleamos en Girón y en las lomas del Escambray contra aquellos que, en un ejercicio de marketing, llamaron bandidos.
  Y nos apuntamos al socialismo, al marxismo-leninismo, a los CDR, a la FMC, a la UJC y a todo lo que había que apuntarse. Y llenamos la plaza para gritarle “¡Comandante en Jefe, ordene!” y QuienTúSabes, que estaba dispuesto a ser un lider mundial para satisfacer su ego descomunal, nos mandó como carne de cañón a que nos hirieran y nos mataran en guerras que después la historia nos ha confirmado que no eran las nuestras.
  La mayor infamia que cometieron fue meternos en las venas el miedo. El miedo a hablar, a actuar, a pensar. El temor tremendo a lo que pudiera decir Fefa, la del Comité, o a lo que pudieran hacernos los segurosos que podían sacarte de tu cama en plena madrugada y destruirte metiéndote en sabe Dios que celda inmunda por los años que ellos quisieran.
  Hay que reconocer que, desde su punto de vista, supieron hacer bien las cosas. Plancharon a los suyos que ya no les servían y buscaron sustitutos ávidos de servirles, neutralizaron y encarcelaron a los guapos que se atrevieron a ser disidentes, nos compraron con casas, carros y vacaciones en la playa, nos convirtieron en no personas de intereses primarios que vagaban buscando la cola donde resolver.
  Cuando vimos que el caballo era un penco, que aquello que prometió no se cumplía, muchos de nosotros nos desencantamos, nos sentimos engañados y quisimos abandonar el barco. Pero ellos supieron jugar con las dos manos y con la izquierda nos abrieron Camarioca y Mariel para que nos fuéramos y la olla no estallara por tanta presión acumulada. Y los emigrados nos convertimos en parias dañados que andábamos por todas partes, ¡hasta en Alaska!, buscando una nueva vida que nos resarciera de tanto sufrimiento y un sitio donde poder comer frijoles negros, chicharritas y tamales. Y nos creímos libres sin darnos cuenta de que llevábamos muy grabados en la memoria los perversos conceptos que ellos nos habían inculcado para poder manipularnos: la patria, el himno, la banderita en un palito, Martí, La Habana, Varadero, las montañas gloriosas de Oriente, el amor al pueblecito en que nací, la Guantanamera… en fin toda la parafernalia de los cojones.
  Sí, nadie puede negar que los malos hicieron bien las cosas que les convenían. Cuando aquello explotó como un siquitraque, cuando los países hermanos dejaron de ser hermanos y de mandarnos suministros y se evidenció que su burocrática revolución de economía estatal era una mierda absoluta, a quienes se quedaron y a los que nacieron después del 59 y no conocen otra cosa los sometieron a un invento llamado Período Especial. Los que nunca supieron lo que era depender de la libreta para comer y vestirse disfrazaron con himnos y cancioncitas novatroveras, nuevas exhortaciones al sacrificio, noticias falsas sobre el sobrecumplimiento del plan de cebollas, etc. su política de siempre: “la gente, la población, que se fastidie mientras yo siga viviendo como Carmelina”.
  Y en cuanto vieron que la calle se estaba poniendo en candela, aflojaron un poco el yugo y permitieron los negocitos particulares, la tenencia de divisas, los viajecitos sin represalias a Miami, los telefonitos y el reguetón. Y así los tienen entretenidos, sentados en los parques donde hay wi-fi, esperando que el familiar que se fue les haga una recarga, bailando como reparteros, jugando imperturbables al dominó en medio del ciclón, sumidos en la chusmería, vendiéndose a los extranjeros y creyéndose el ombligo del mundo porque “los cubanos estamos por encima del primer lugar y no hay más ná, asere”.
  Los malos, que ahora son otros, pero son los mismos, continúan y continuarán allá arriba, en la punta de la pirámide. Y los de abajo, ahí los pueden ver, olvidados de la política, atravesando como pueden el día a día y aplaudiendo a fantasmas como Manzanero que con 84 años, el pobre, es un anciano que ya no da más de sí.
  Ahí los tienen, grabando el concierto de Santa Rosa con sus telefonitos, felices de vivir en el mejor de los mundos y esperando que aquello mejore con el nuevo presidente nombrado a dedo y la reforma constitucional que está preparando el Partido.
  ¡Ay, Cuba, Cubita bella! ¡Quién te ha visto y quién te ve!

//////////////////////

sábado, 14 de julio de 2018

LA BABOSITA ROSITA Y "LOS BASURITA DE CARAJILLO"


  Érase una vez una babosita llamada Rosita que vivía en el patio de un matrimonio amante de la literatura. Todas las mañanas, la babosita salía a pasear teniendo en cuenta la prudencia que le había inculcado su mamá.
  ─Ten cuidado, no te metas en la casa que es muy peligroso. Allí puedes morir producto de un pisotón.

  Un día, aburrida de andar su ruta diaria cargando con su caracol de las dalias a las petunias y de las petunias hasta las orquídeas, decidió romper con la promesa hecha a su madre ─tal y como hacen frecuentemente los niños─ y se aventuró a arrastrarse hasta la cocina y entrar.
  Era la hora de la siesta y todos dormían. La babosita estuvo un rato curioseando de aquí para allá y en eso andaba cuando penetró en una habitación repleta de libros. Sobre una mesa, abierta por el capítulo 2, descansaba una novela. Rosita se subió sobre ella y empezó a leerla y le interesó tanto tanto que ahora cada tarde, a la hora de la siesta y desoyendo los consejos de su mamá, vuelve a la biblioteca para seguir leyendo la historia que la tiene absolutamente enganchada: la de una familia que vivía en Carajillo y a la que apodaban Los Basurita.


  Como el ritmo vital de las babosas es muy lento, ella lee un par de párrafos al día por lo que se calcula que dentro de 25 años llegará a la última página y se enterará del sorprendente final de la obra.

///////////////////////////////

LA NOVELA "LOS BASURITA DE CARAJILLO",
ESCRITA POR PEDRAZA GINORI,
SE PUEDE ADQUIRIR EN AMAZON.
PARA ACCEDER, PULSE EN ESTE ENLACE:


///////////////////////////////

viernes, 6 de julio de 2018

¿QUIERES LIBERARTE DE LA LUJURIA Y EL ROMANTICISMO DESCONTROLADO?


  Advertencia para los talibanes de Internet que siempre están a la que se cayó, buscándole la quinta pata al gato. El escrito que van a leer a continuación se refiere a un sujeto en concreto.
  Los sacerdotes que ofrecen consuelo y apoyo a quienes sufren, los que no piensan y actúan como Juan Antonio, los que prestigian a la Iglesia realizando labores sociales, esos cuentan con toda mi simpatía y mi reconocimiento.


  El tipo (por llamarlo de alguna manera) que aparece en la foto es Juan Antonio Reig, el obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, ciudad de la Comunidad de Madrid. Nació en el año 870, en plena Edad Media, una etapa oscura donde las haya, en la que la población de Occidente abandonó la civilización llamada clásica que había florecido en Grecia y Roma para sumirse en un período de diez siglos caracterizado por la ignorancia, la superstición, la inseguridad y la brutalidad, todo enmarcado y regido en las doctrinas ultraconservadoras de la Iglesia de aquel tiempo.
  Juan Antonio se crió en pleno Medioevo, creció bebiendo ávidamente de sus fuentes y de adulto hizo suyas las normas morales y éticas de los papas y reyes que gobernaban bajo la sombra del peor catolicismo, los mismos que le hacían la vida un yogur a los desgraciados seres humanos que tuvieron la desgracia de vivir por entonces.
  Increíblemente, este tipo nacido en el lejano 870, prototipo del fundamentalista radical medieval, vive todavía y anda por ahí como cruzado y propagandista de unas ideas que vaya usted a saber qué perverso diablo de los que anidan en su mente le dicta.
  Juan Antonio tiene historia. Aprovechando la libertad de expresión que en sus tiempos no existía, no se corta un pelo arremetiendo contra los homosexuales (que según él son “enfermos desorientados que necesitan terapia”) y dice que los matrimonios que “no están preparados para tener hijos y sientan la cálida llama del Señor Dios entre sus piernas deben practicar el sexo anal”. En sus sermones combate el divorcio, el amor libre, las técnicas de reproducción asistida y el aborto (al que comparó en 2014 con el holocausto nazi). Su obispado da consejos a las mujeres “para volver a ser vírgenes”, a los padres para "detectar precozmente las desviaciones de sus hijos" y a los matrimonios “para sobrellevar la violencia machista doméstica". Por supuesto, nunca se le ha oido una palabra de condena a los pedófilos que abundan en el seno de la Iglesia.
  Como era de esperar, el tipo (por llamarlo de alguna manera) añora la dictadura de Franco y hace un tiempo ofició una misa junto a la bandera franquista.
  Juan Antonio, que vivió en la Edad Media y la disfrutó, todavía está dándonos la lata en el siglo XXI. Él es el ejemplo vivo de que la inmortalidad existe.
  Su última iniciativa es “Sexólicos Anónimos”, un programa para "liberarse de la lujuria y alcanzar la sobriedad sexual" acabando con “el uso descontrolado u obsesivo de la pornografía, la masturbación, la promiscuidad, el romanticismo, la prostitución, las fantasías y las relaciones de pareja".
  Así que toma nota: si eres un promiscuo, un romántico desorejado que se masturba o ejecuta fantasías sexuales con tu pareja, acude a “Sexólicos Anónimos”. Juan Antonio es la solución para que vuelvas al buen camino.

/////////////////////////////////

lunes, 2 de julio de 2018

ALGUNOS SE PASAN CUATRO PUEBLOS


  La Selección Española, jugando mal según los entendidos, perdió ayer ante Rusia y a la afición de nuestro país se le acabó la ilusión, inflada artificial y desmesuradamente por los medios, de que sería Campeona del Mundial 2018.
  Entre las peores actuaciones de los futbolistas españoles, destaca la del portero David de Gea que de 12 disparos lanzados a su arco, 11 se convirtieron en goles. Ha sido el guardameta que menos paradas ha hecho en todos los mundiales desde Inglaterra 1966.
  Como era de esperar, Twitter es desde anoche un torrente de mensajes, gifs, memes, chistes, reproches y críticas hacia el jugador. Algunos tuits utilizan la ironía y pueden ser hasta simpáticos.
  -¿Qué tal el Mundial? –le pregunta un periodista a De Gea y este responde:
  -¡¡Ufff!! Ha sido un no parar.



  Pero hay otros, muchos por cierto, que se pasan cuatro pueblos y utilizando una falta de respeto inadmisible, se lanzan a la yugular del futbolista.
  Ya sé que la Constitución Española reconoce y protege el derecho a expresar libremente los pensamientos, ideas y opiniones, pero alguien, amparándose en el anonimato que dan las redes sociales, ¿puede machacar sin consecuencias a De Gea de la manera que se hace en el siguiente twit?

domingo, 1 de julio de 2018

PARADOJAS DE LA VIDA


  Por la ley de probabilidades, entre los millones de franceses que votan a la ultraderecha nacionalista y están a favor de la política de Tolerancia Cero en Inmigración, tiene que haber muchos que celebran las victorias de Francia en el Mundial 2018 y las jugadas de sus futbolistas hijos o nietos de inmigrantes.
   Aunque puede haber excepciones porque la integración es un asunto complicado que no siempre se resuelve de manera correcta, en un final, a largo plazo, la inmigración enriquece al país receptor y hace mejores seres humanos a sus habitantes.

//////////////////////////////////////

lunes, 25 de junio de 2018

MI AMIGO, EL MAESTRO MARCOS VALCÁRCEL GREGORIO


  Marcos Valcarcel Gregorio es un músico cubano que reside en Vigo desde hace muchos años. En Cuba fue percusionista de la Orquesta Sinfónica Nacional y tanto en la isla como en España desarrolló una interesante carrera en el mundo de la pedagogía musical.
  Ejecutante, profesor, compositor, arreglista, escritor… él es de esos músicos a los que, por su respetable trayectoria, se les llama “Maestro”.
  Pues resulta que Marcos es mi amigo. Uno de esos amigos de los que presumo, de los que me gusta enseñarles a los cubanos que pasan por Galicia para que compartan un rato con él, beban de su sabiduría y disfruten de su saber estar.
  Marcos se ha comprado mi libro “Los Basurita de Carajillo” y se lo está leyendo. Voy a ver qué le parece. Conociéndole, pienso que puede gustarle.


   Actualización escrita el 3 de julio de 2018:
  Una vez que ha leido completa “Los Basurita de Carajillo”, el Maestro Marcos  me ha enviado su opinión, que yo, conociendo que iba a ser sincera, estaba esperando con más ansiedad que aquel tipo que en los años 80 marcaba en la cola de El Carmelo a las 11 y veía que a las 12 apenas se había movido unos pasos.
  Dice Marcos:
  “Acabo de terminar la lectura de tu novela. Me ha gustado mucho. Su lectura me ha resultado muy amena y alguna de sus páginas me han conmovido mucho. He pasado unas horas muy entretenidas y te felicito y te doy las gracias por tu trabajo. Felicidades y ¡que venga la próxima!”
  Uff! Valcárcel me ha arreglado el día. Gracias, amigo, y te adelanto que ya estoy dándole coco a la siguiente.

 /////////////////////

domingo, 24 de junio de 2018

GRACIAS AL MUNDIAL DE FÚTBOL.


  Pertenezco a esa parte de la humanidad a la que se la suda el balompié, no es capaz de entender lo que es un “fuera de juego” y considera aburrido un deporte en que los jugadores pasan minutos y minutos corriendo de aquí pallá sin que ocurra nada. En estos días estoy hasta los berocos de que todos los medios de comunicación solo hablen mañana, tarde y noche de lo que ocurre en el desgraciao campeonato mundial más mundial de todos los mundiales.
  Centenares de periodistas desplazados al Moscú 2018 deben rellenar páginas y minutos para justificar su presencia en dicha ciudad y me tienen acribillado con un torrente imparable de noticias que solo podría evitar si me fuese a vivir a una cueva en onda anacoreta hasta que finalice el evento.
  Pero, debo reconocerlo, eso tiene su lado bueno. Gracias al Mundial de Fútbol soy una persona mejor informada.

sábado, 23 de junio de 2018

TRES VERSIONES DE "EL FINAL NO LLEGARÁ"


  En esta ocasión les presento tres versiones de “El final no llegará”, bolero son compuesto por Rafael Ortiz (música) y Pedraza Ginori (letra).
  La primera es de La Vieja Trova Santiaguera. En 2001, el grupo realizó la que sería su última gira por España. En ella cerraban sus conciertos con esta pieza que habían grabado en su disco “La Manigua”, publicado en 1998.
  La canción se puede ver en mi página de Youtube, pulsando el enlace
  Se trata del fragmento final de su actuación en Vecindario, ciudad de la provincia de Las Palmas de Gran Canaria, durante la mencionada gira. Los integrantes en esa etapa eran Reynaldo Hierrezuelo (tres y voz), Ricardo Ortiz y Reynaldo Creagh (voces y percusión), Aristóteles Limonta (contrabajo) y José Artemio “Maracaibo” Castañeda (guitarra).
  Lamentablemente, La Vieja Trova Santiaguera se disolvió en 2002.

  La segunda se puede ver pulsando aquí:
  El clip recoge la interpretación instrumental del grupo de cuerdas Babalú, radicado en Medellín, con una invitada especial que ha hecho una interesante carrera en la música latina: la trompetista holandesa Maite Hontelé.
  Fue grabado en el concierto de presentación del disco "Cuba sobre cuerdas" que fue nominado al Grammy Latino en 2018.
  Al video se le ha agregado la letra de la canción, en modo karaoke, para que los que lo vean lo puedan cantar.  
  La última de las tres versiones es la de la niña Rubit González Cabrera y el Maestro Adalberto Álvarez en el concurso infantil "La Colmena TV" de la Televisión Cubana. Septiembre de 2017.
  Rubit González Cabrera ganó el Gran Premio de dicha competición. Ella tiene 9 años y reside en Las Cañas, provincia de Artemisa.
 Pulsar en

//////////////////////////////////

viernes, 22 de junio de 2018

NO OBSTANTE A ESO ME VOY QUEMANDO EL TENIS


  "No obstante a eso", expresión que ya se me había olvidado (no la había escuchado desde hace más de 30 años), es uno de los numerosos aportes cubanos a la linguística del idioma castellano. Para refrescar un poco el día (que lo tengo cargao) y para que sepan que "yo le meto a eso", voy a ir "bajando un teque sobrepasao".
  La lingüística es el estudio científico tanto de la estructura de las lenguas naturales y de aspectos relacionados con ellas como de su evolución histórica, de su estructura interna y del conocimiento que los hablantes poseen de su propia lengua.
  El enfoque no tradicional de la lingüística moderna tiene varias fuentes. Una de las más importantes la constituyen los Neogrammatiker, que inauguraron la lingüística histórica e introdujeron la noción de ley en el contexto de la lingüística y que en particular formularon diversas leyes fonéticas para representar el cambio lingüístico. Otro punto importante son los términos de sincronía, diacronía y las nociones estructuralistas popularizadas por el trabajo de Ferdinand de Saussure y el Cours de linguistique générale (inspirado en sus lecciones).  El siglo XX se considera, a partir del estructuralismo derivado de los trabajos de Saussure, el «punto de arranque» de la lingüística moderna.
  Invito a mis lectores a añadir en sus comentarios otras frases y expresiones paradigmáticas cubánicas surgidas en los últimos 60 años que sean ejemplos diacrónicos del estructuralismo linguístico más ortodoxo, tales como las que aparecen en el cuadro que he colocado aquí:
  Aquí están algunos de los aportes que han dejado en mi página:
- Estoy pa tu carapacho (Mario García-Montes)
- Guapea y no recojas cabos (Armando León Viera)
- ¿Qué envolvencia es la tuya? (Parda Nojhorson)
- Voy pirao que estoy partío. (T. Pons)
- ¿Qué tiene que ver el culo con la llovizna? (Marisela Ramírez)
- ¿Cuál es el vilipendio tuyo? (Lucía González)
- Hay pitirre en el alambre (Chinín Sonero)
- Ni cajita vas a coger (Salomé Chay)
- Me caí de boca y me quedé sin mueble (T. Pons)
- Completo Camagüey (Parda Nojhorson) 
- Voy quitao (Mario García-Montes)
- Guajacones pa la orilla (Humberto Manduley)
- Se tiró en plancha (Narah Valdés)
- Olvida el tango y canta bolero (Dilsia Pérez Ponce)
- Me hicieron manigüiti (Francisco Tejera)
- Tengo tremenda canina (T. Pons)
- Me voy quemando el tenis (Parda Nojhorson)
- Síguela que está herida (Mario García-Montes)
- Está bajando una muela bizca (Armando León Viera)
- Más pelao que una mazorca (T. Pons)

///////////////////////

miércoles, 20 de junio de 2018

IRAIDA MALBERTI SE HA MARCHADO


  Iraida Malberti se ha marchado. En las escuetas (y míseras) reseñas con que la prensa oficial-castrista se encarga de despachar en cuatro líneas a las personalidades de la cultura cubana que fallecen, se dice que fue directora del Ballet Infantil de la Televisión Cubana. Y poco más.
  Y se oculta su extensa trayectoria de siete décadas trabajando con los niños como coreógrafa, pedagoga, guionista, directora y cineasta.
  Conocí a la Iraida artista, a mi compañera de pasillos y estudios en el ICRT, y la tengo en el lugar alto que ella se ganó con su esfuerzo y su talento. Lamento no haber conocido a la Iraida persona, no haber entrado en su círculo íntimo. ¡Qué lástima! Me perdí su entereza y su empuje para afrontar los duros trances conque la vida la golpeó y su humanidad en el trato con sus familiares y amigos.
Iraida Malberti con su hijo Juan Carlos Cremata
  Con motivo de su muerte, su hijo Juan Carlos Cremata Malberti, que reside en Miami, le ha escrito una de las piezas más desgarradoras que he leido nunca. Lo mejor que tiene es que respira sinceridad, por ello uno se emociona y estremece desde la primera hasta la última palabra. Helo aquí:

viernes, 15 de junio de 2018

TRIFULCA EN UN AUTOBUS SUECO o ESO EN FINLANDIA NO PASA


  El puente internacional Oresund es una obra maestra de la ingeniería. Tiene 16 kilómetros y atraviesa el mar Báltico para unir Copenhague, la capital de Dinamarca, con la ciudad de Malmo, al sur de Suecia. Desde su inauguración en el año 2000 ha servido para aumentar el tránsito de personas entre los dos países. Por trabajo, placer y otros motivos, muchos daneses y suecos se desplazan cada día de un sitio a otro y no resulta extraño que los autobuses viajen repletos.
  El alto nivel educacional y ético de ambas sociedades nórdicas, muy reconocido en el mundo entero, ha provocado que las relaciones personales estén caracterizadas allí por la cortesía y el respeto al prójimo. Por ser una excepción muy puntual al modelo de convivencia que impera allí, ha provocado sorpresa el incidente que se produjo hace poco en el interior de un ómnibus que atravesaba el puente cubriendo la ruta Copenhague-Malmo y que fue captado en el video que les mostramos en este enlace:


  El viaje marchaba tranquilamente, como de costumbre, hasta que la una señora danesa, Agnetha Karlsson, decidió compartir con los demás pasajeros una lista musical que tenía en su reproductor de audio. Lo encendió y le dio play a su obra favorita: la Novena Sinfonía de Ludwig von Beethoven. La joven sueca Astrid Lundqvist, que se sentaba a su lado, se quejó. Se produjo entonces el siguiente diálogo:

jueves, 7 de junio de 2018

UN VAMPISOL POR MI AMIGO MAYITO


  Mario Garcia-Montes es dibujante, diseñador gráfico, ilustrador. Fue uno de los animadores principales de “Vampiros en La Habana”, según mi criterio la mejor película de todos los tiempos. A él, a Juan Padrón y a los demás integrantes del equipo que participó en la creación de dicho filme les estaré agradecido hasta mi último aliento. Ellos son responsables de innumerables momentos de risa y de sentimientos entrañables con los que he ido paliando durante años la nostalgia por una Cuba que se me quedó muy lejos, muy atrás.
   Cada vez que me entra el gorrión y cada vez que tengo un día atravesado, me pongo a ver las aventuras de Pepe y Lola, de Smiley y Johnny Terrori, y les juro que, remedio santo, la vida vuelve a sonreírme.
  Mayito y yo casi no nos conocemos. Y sin embargo, tengo la sensación de que somos buenos amigos. En la vida real, solo hemos tenido la oportunidad de vernos una vez, aquella tarde de agosto de 2016 en que yo presenté mis libros de memorias en “The Place” y él asistió. Como yo, en plan “escritor estrella muy solicitado por el público”, tuve que atender a muchas personas, apenas me alcanzó el tiempo para intercambiar cuatro o cinco frases con Mario. Después no nos vimos más. Por entonces, él tenía un trabajo con unos turnos endemoniados y yo andaba de palito barquillero recorriéndome Miami de la mañana a la noche, con una agenda repleta de reencuentros con amigos muy queridos.
  En la vida virtual él y yo nos comunicamos a veces por Facebook. Soy un admirador de sus dibujos animados, unos “muñequitos” desbordantes de ingenio en los que demuestra su talento, que lo tiene y mucho.
  Mario y yo nos debemos una buena sentada, una larga conversación en que nos pongamos al día sobre nuestras vidas y sellemos para siempre esa buena amistad que compartimos increíblemente, a pesar de que él es de blues y yo de son, a pesar de que casi no nos conocemos.
  Mientras llega ese momento quiero mandarle un abrazo vampírico en el día de su cumpleaños y ratificarle que en Galicia tiene un socio que esta noche, con luna llena o no, se va a preparar un vampisol mezclando con gran precisión dos onzas de hierbabuena, un huevo de camaleón, 50 gramos de sangre de colibrí, con mucha piña colada y un toquecito de ají. Y me lo voy a beber a su salud deseándole felicidades y que cumpla muchos más.
////////////////////////////

  Si quieren pasar un buen rato, no se pierdan las anécdotas, reflexiones y creaciones gráficas inspiradas por el ajedrez que Mario cuelga en su muy ameno blog personal titulado "Capablanca no se lo imaginó".
  Este es el enlace:
   https://animayosite.wordpress.com/

//////////////////////////////

martes, 29 de mayo de 2018

VÍCTOR RUBÉN: NO HAY UN ADIÓS PORQUE SIGUES ESTANDO.


     Si algo caracterizó a Víctor Rubén Campo, quien ha fallecido sorpresivamente en Miami en días pasados, fue su inquietud. Desde su infancia demostró habilidades artísticas, debutando en el programa de televisión “El mundo de los niños”. Preocupado por su formación, tomó clases de actuación y danza. En los años 60 y 70 participó como actor en teatro, televisión y cine, destacándose su participación en el filme del ICAIC “El otro Cristóbal”, dirigido por el francés Armand Gatti.
  Víctor fue integrante del Teatro Musical de La Habana, de los cuerpos de baile de los principales cabarets de la capital cubana y del Ballet de la Televisión Cubana en la época de oro de dicho conjunto.

domingo, 27 de mayo de 2018

LA MÁS ABSOLUTA DE LAS SOLEDADES



  Un pequeño homenaje a los ídolos que tanto me dieron: Antonio Pacheco, Omar Linares, Cheíto Rodríguez, Víctor Mesa, Kindelán, Vinent, Lazo, Germán Mesa, Pedro Jova, Huelga, Armando Capiró, Antonio Muñoz, Raúl Reyes, Urbano González, Rosique, Luis Giraldo Casanova, El Duque, Marquetti... ¡¡¡Pedro Chávez!!!

  Cuando Aniceto nació, allá por 1949 en un tranquilo pueblo del interior, a los cubanos lo que les apasionaba era la pelota. Al evocar su niñez se ve bateando, corriendo bases y fildeando roletazos y flais en el solar que estaba detrás de la estación de ferrocarril. Por las noches, una pila de gente se reunía en el parque a escuchar la narración que hacía Felo Ramírez de los juegos del habanero Stadium del Cerro en las bocinas que había instalado El Cojo en la fachada del café de Salustiano.
  Al recordarse de pequeño, lo primero que le salta es el placer infinito que le provocaba la pasión beisbolera, los jonrones de Roberto Ortiz, los doblepleis iniciados por Willy Miranda, los toletazos de Miñoso y Formental, los ceros que les colgaba el guajiro almendarista Conrado Marrero a sus eternos rivales habanistas, las discusiones sobre quién era mejor manager entre Miguel Ángel Gonzalez y Fermín Guerra...
 
  Después, cuando llegó la revolución, el adolescente Aniceto se enteró de que la pelota que él conocía, la que amaba por sobre todas las cosas, era un deporte despreciable, dominado por los “intereses imperialistas de los grandes clubes profesionales que exprimen a los atletas convirtiéndolos en mercancía”.
Aniceto no se creyó aquel argumento. Él nunca había visto una fotografía de Héctor Rodríguez, Silvio García o Camilo Pascual en que estos aparecieran exprimidos.
  Pero, bueno, el beisbol, ahora convertido en bueno y socialista, limpio de “intereses imperialistas”, siguió siendo el deporte nacional y las nuevas estrellas que ocuparon en el joven corazón de Aniceto el lugar de los ídolos de antes, lograron entusiasmarlo y hacer que llorara de emoción cada vez que se ganaba un título mundial, aunque fuera amateur y, por tanto, venido a menos.
  Y pasó el tiempo. Y Aniceto, que se había mudado para la capital en los ochenta, siguió siendo un fanático fiel a la pelota, aunque ya esta, asfixiada y empobrecida como el resto del país, languidecía. Y allí estaba él, sentado un par de veces por semana en su asiento favorito de la banda de primera base de un Latino que había sido en sus tiempos el Gran Estadio del Cerro, pero ya no era lo que era.

  En uno de esos brincos inesperados y extraños que da la vida, Aniceto aprovechó que su difunto padre había nacido en Andalucía, sacó la nacionalidad española y vino a caer en la Madre Patria en uno de aquellos primeros años 90 en que el Período Especial apretaba y de qué manera.
  Pero resulta que en España lo que mandaba era el fútbol y la gente no tenía ni mínima idea de lo que era la pelota. Y Aniceto se sintió como si le hubieran cortado los brazos, como un niño huérfano de padre y madre, perdido en un ambiente enrarecido en que nadie había escuchado al genial Bobby Salamanca narrar los jonrones diciendo “Adios, Lolita, de mi vida”, donde nadie había oído hablar de Aquino Abreu, de Urquiola, de Padilla o de Casanova, de Rey Vicente Anglada o Laffita, donde nadie sabía que “el que le gane al Almendares se muere”, que “el paso del elefante es lento pero aplastante” y que “hay que joderse con los Orientales”.
  Aniceto, perdido en el llano, incapaz de entrar en el complicado mundo de las reglas del balompié, no traicionó a su béisbol querido e intentó seguir a través de Internet lo que hacían los cubanos en las Grandes Ligas americanas, pero aquella huída hacia adelante no funcionó. No funcionó porque los nombres de los jugadores le eran ajenos. No funcionó porque comprendió que gran parte del placer que da seguir un deporte está en comentarlo con los demás, en compartir las emociones. Y en España, en toda la España que le rodeaba, joder, nadie sabía de pelota.
  En el trabajo, en los bares, en cualquier parte, el fútbol era el tema favorito de conversación de la gente. Y para no sentirse apartado, discriminado, Aniceto intentó reciclarse. Algo debía tener el balompié cuando despertaba las pasiones de todo el país, se dijo. Él lo intentó, créanme que lo intentó, pero no logró cogerle el tranquillo.

  En 2001, en la ciudad donde vivía, Aniceto conoció a un cubano recién llegado. El compatriota era más o menos de su misma edad, loco a la pelota como él y, cómo no, se hicieron amigos. Desde entonces, se cuentan por decenas las tardes de cervezas, tamales y chicharrones que Aniceto y Emilio se pasaron acribillándose a recuerdos, a recuerdos beisboleros casi siempre. Y asegurándose mutuamente que allá arriba, en la altísima cima donde está la pelota, jamás podrá situarse un deporte tan aburrido como el fútbol donde, como decía Emilio, “los jugadores se pasan la mayor parte del tiempo corriendo como locos de aquí pallá, sin meter un singao gol”.
Opinión que apuntillaba Aniceto diciendo “así mismitico es”.
  Una tarde inolvidable fue aquella en que Aniceto le contó a su amigo que había leído en Internet que el Duque Hernández, para celebrar una victoria importante de su carrera de pitcher, se abrió la camiseta de los Yankees de New York para enseñar la de Industriales que llevaba debajo. Y a ambos, emocionados porque los machos cubanos también se emocionan, se les aguaron los ojos porque el gesto del Duque era mucho con demasiado.
Orlando "El Duque" Hernández
  Ayer, 26 de mayo de 2018, fue un día agobiante para el viejo Aniceto. Se celebraba en Ucrania la final de la Liga de Campeones de la UEFA. El Real Madrid se enfrentaba al Liverpool y en la península y sus islas adyacentes, a pesar de los escándalos de corrupción política, no se hablaba de otra cosa que de fútbol. Que si Cristiano Ronaldo, que si Zidane...
  Anoche, como su yerno, madridista hasta el tuétano, había ocupado el televisor y toda su familia se puso a ver el partido convirtiendo el ambiente del salón en una tormenta insoportable, Aniceto se escapó del piso y bajó a tomar un café en el bar de los bajos. Pero ¡qué va!, allí había tres pantallas transmitiendo desde Kiev y los parroquianos gritaban con cada jugada. Así que Aniceto pensó que sería buena idea llamar a Emilio.
-¿Qué haces?
-Nada, estoy solo en casa, mirando la televisión.
-¿Te puedo caer por allá?
-Claro.
  15 minutos después, Aniceto entró en el el apartamento de su amigo cubano y al comprobar que Emilio había sucumbido y estaba viendo el fútbol, celebrando el tercer gol del Madrid con la misma exaltación de cualquier natural de Lavapiés, se sentó en el sofá, abrió una Cruz Campo, esperó que su amigo se calmara y le preguntó:
-Chico, ¿tú me podrías explicar algo que nunca he podido entender? ¿Cúando un jugador está fuera de juego?
-Coño, si es facilito. Cuando se encuentra más cerca de la línea opuesta que el balón y el penúltimo adversario, lo que quiere decir que el jugador se encuentra más adelantado que todos los jugadores oponentes menos uno.
  Aniceto no entendió la explicación, pero comprendió en ese momento de una vez por todas que o se pasaba al fútbol o se quedaría el resto de su vida en la más absoluta de las soledades.

////////////////////////

sábado, 12 de mayo de 2018

EL SEÑOR ARMANDO PICO


  El tenor Armando Pico falleció ayer, 11 de mayo, en Miami, donde vivía desde hace décadas.
  Armando era un señor. De la época en que en la televisión cubana había artistas que entraban a un ensayo y con solo un simple saludo los demás sabíamos que había llegado un señor.
Armando Pico y Rosita Fornés en la opereta "La viuda alegre"
  De cuando los cantantes y actores aparecían en pantalla vistiendo un traje, un smoking o un frac y daban la impresión de que no estaban disfrazados, que ser elegantes era su estado natural.
  Del tiempo aquel en que nuestra TV tenía un porte, una prestancia y señores como Armando Pico interpretaban el repertorio de Lecuona, Prats, Roig, Sánchez de Fuentes y otros grandes clásicos cubanos. Y en los televisores criollos se veían zarzuelas, operetas y óperas y nadie se extrañaba porque en la tele no cabía ni un gramo de indecencia o mala educación, porque las pequeñas pantallas eran un formidable vehículo de cultura.

jueves, 10 de mayo de 2018

¿QUIÉN NOS LO IBA A DECIR, INÉS MARÍA?

  Era un domingo del verano de 1984, poco después de la una de la tarde. Unos minutos antes habíamos terminado de transmitir “Joven Joven” desde el estudio 19 del Focsa y yo le pedí a un fotógrafo que andaba por allí que me tirara una con el grupo de animadores del programa. Éramos dos guajiros villareños, tú de Los Muchos López de Sagua la Grande y yo de los Ginori de Esperanza, disfrazados de habaneros, que habíamos llegado adonde nunca soñamos que llegaríamos. La imagen muestra nuestras sonrisas, el reflejo de la felicidad que sentíamos por ser nada menos que “los que hacíamos JJ”, aquella locura televisada por encima y a millón con la que les alegrábamos la vida a millones de cubanos cada semana.
Inés María López y Pedraza Ginori / Habana, 1984
  No fue fácil alcanzar la posición que teníamos. Nos había costado tenacidad, entusiasmo a prueba de desaliento y desarrollar el poco o mucho talento que teníamos verdecito cuando salimos de la provincia dispuestos a meternos la capital en un bolsillo.
  Era 1984 y ya habíamos aprendido la lección más importante de nuestras vidas: que hay que echar palante, que el que se queda quieto parao jamás llega a la meta.


martes, 8 de mayo de 2018

CARLOS FERRERA SE DERRITE DE GUSTO LEYENDO "LOS BASURITA DE CARAJILLO"


  Carlos Ferrera, escritor, guionista, historiador, un intelectual todo terreno, alguien a quien respeto y admiro, escribió el 2 de mayo de 2018 en su muro de Facebook lo siguiente: ·
  "Estoy en plena lectura de "Los Basurita de Carajillo" y me derrito de gusto. Gracias Yin, por regalarnos esto".


  Poco después, el día 7, se volvió a referir a mi novela:

  “Me está poniendo los pelos de punta mientras más avanzo en su lectura. Compren "La Basurita del Carajillo", porque además de ser una novela costumbrista cubana deliciosa, es un tronco de documento histórico”.

  Muchísimas gracias, Maestro, por esas opiniones tan contundentes sobre mi obra. Las valoro mucho con demasiado y un poquito más.


////////////////////
“LOS BASURITA DE CARAJILLO”
ESTÁ DISPONIBLE EN AMAZON.
ESTE ES EL ENLACE:
////////////
FRAGMENTOS DE LA NOVELA SE PUEDEN ENCONTRAR
EN ALGUNAS PIEZAS DE ESTE BLOG
Y EN MI SITIO DE FACEBOOK
//////////////////